Cirguía de frontoplastia: reducción y limado de frente

La feminización de la frente o frontoplastia de reducción consiste en remodelar el hueso frontal mediante el limado del arco supraorbitario y todas las protuberancias del hueso frontal.

Cirugía de frontoplastia y reducción de frente en feminización

Diferencias entre la frente de hombres y de mujeres

La altura vertical de la frente en mujeres suele ser mayor que en hombres, es decir, la frente de las mujeres suele ser más grande que en hombres. Las mujeres pueden presentar una frente plana o con ligera convexidad pero nunca sobresale el arco supraorbitario o región de cejas y entrecejo.

La forma no sólo hace que una frente sea percibida como masculina o femenina. Los cirujanos de feminización facial medimos la distancia entre la superficie del ojo y la parte más prominente de la frente. En las mujeres esa distancia es de unos 8 mm, mientras que en los hombres es generalmente mayor.

¿En qué consiste la feminización de la frente?

La feminización de la frente consistirá en remodelar el hueso frontal mediante el limado del arco supraorbitario y todas las protuberancias del hueso frontal. A nivel del entrecejo se realiza una técnica para “destapar” la cara anterior del seno frontal, remodelarla y después colocarla de nuevo una vez limado.

Durante esta cirugía, el Dr. Macía realiza la eliminación de las arrugas frontales de forma definitiva gracias al tratamiento quirúrgico del músculo frontal. De esta manera el paciente evita de forma permanente realizarse tratamientos de toxina botulínica para eliminar las arrugas frontales.

La cirugía de feminización de la frente se realiza en régimen hospitalario y bajo anestesia general.

Frontoplastia Ultrasónica

En Facifem contamos con lo último en tecnología de cirugía craneofacial. Gracias a la instrumentación empleada mediante ultrasonidos podemos realizar el diseño del corte mucho más preciso, realizar un pulido del hueso mucho más eficiente y siempre asegurándonos de no lesionar las partes blandas mediante la sierra ultrasónica.

Los ultrasonidos son la tecnología de vanguardia para realizar cirugías óseas delicadas. La sierra ultrasónica puede realizar un corte preciso o un limado de hueso sin dañar ninguna estructura blanda ya que sólo y exclusivamente corta el tejido duro no lesionando otras estructuras como la piel, epitelios, nervios….

El uso de la sierra ultrasónica hace que la cirugía sea más precisa, más segura y con menor riesgo de complicaciones.

Todo ello se traduce en una menor inflamación postoperatoria y un menor riesgo de lesionar estructuras tan delicadas como el seno frontal o las meninges.

Ocultando las cicatrices

Cuando la remodelación de la frente se combina con un avance de la línea del pelo, la cicatriz permanece en la parte superior de la frente y coincide con la línea de inserción del pelo. De esta manera, pasa inadvertida.

Con el tiempo la cicatriz se aclara y adquiere un color rosa pálido. Al año, la liger a cicatriz consigue el color del resto de la piel y se vuelve muy difícil de detectar visualmente. Si no se necesita adelantar el cuero cabelludo y la cicatriz quedará quedará escondida entre el pelo.

Combinación de feminización de frente con otras técnicas

Se suelen añadir otras técnicas durante la intervención como es el lifting de cejas, lipofilling de la región temporal y la cirugía de implantación de pelo.

Postoperatorio de feminización de la frente

La frente es una de las parte de la cara que menos dolor produce durante la recuperación. El postoperatorio no es doloroso, el paciente presentará molestias locales fácilmente controlables con los analgésicos habituales.

A las 24-48h de la intervención presentará hematomas o moratones normalmente a nivel de los párpados superiores ya que la inflamación tiende a caer por efecto de la gravedad. El paciente puede reincorporarse a su vida normal al cabo de 7-10 días. Es recomendable esperar hasta la tercera semana antes de hacer ningún esfuerzos o ejercicio físico.

La frente permanecerá insensible por unos días, y poco a poco recuperará la sensibilidad durante los siguientes 6 meses. En ciertos casos, la ubicación de las cejas parecerá como muy alta al principio debido a la hinchazón. Con el tiempo, las cejas bajan un poco y se colocan en su posición definitiva.

Associations for maxillofacial and plastic surgery

¡Dinos que te gustaría cambiar!